OPINIÓN

Prudencia con la deuda soberana italiana

Los líderes de la coalición de derechas italiana: Matteo Salvini, de la Liga, Silvio Berlusconi, de Forza Italia, y Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia. MASSIMO PERCOSSI EFE

La sostenibilidad de la deuda del país no es un riesgo a corto plazo por su mayor vencimiento.

El nuevo gobierno italiano deberá reparar la desaceleración de la economía transalpina, hacer frente a la elevada inflación y capear la crisis energética. Con tanto en juego, y mientras persistan las incertidumbres sobre quién gestionará la economía

Para seguir leyendo hágase Premium
Pruébelo por 1€ el primer mes

y disfrute de acceso ilimitado a todo el contenido web de Expansión

O suscríbase con su cuenta de Google en dos clics

¿Ya es Premium? Inicie sesión

Cancele cuando quiera

Consulte los términos y condiciones del servicio